Frases de Honoré de Balzac

Mostrando de la 1 a la 10 de 114 frases de Honoré de Balzac.


Una mujer conoce el rostro del hombre que ama, como un marinero conoce el mar abierto

Los grandes asuntos del amor empiezan con champán y terminan con tisana

El verdadero amor es eterno, infinito, y siempre se desea. Es igual y puro, sin manifestaciones violentas: se ve blanco y es siempre joven en el corazón

La felicidad de una madre es como un faro, iluminando el futuro, pero se refleja también en el pasado bajo la apariencia de buenos recuerdos

Para saber hasta donde llega la crueldad de esos encantadores seres que nuestras pasiones enaltecen tanto, es necesario ver a las mujeres entre ellas

Se exageran de igual modo la desgracia y la felicidad; nunca somos tan desgraciados ni tan dichosos como se dice

Los trajes están hechos para poder enseñar todo y no dejar ver absolutamente nada